Victoria



Siempre he deseado ser madre. La vida me llevó a empezar a buscar un embarazo a los 39 años recién cumplidos. Conscientes de que el tiempo no estaba a nuestro favor, no nos podíamos creer la suerte que teníamos con mi pareja por la facilidad en quedarme embarazada. ¡El primer mes de intentarlo y…bingo! Pero en la ecografía del primer trimestre, primer batacazo, había saco vitelino, pero no latido. Primer legrado.

 En pocos meses volví a quedarme embarazada, pero a las seis semanas tuve un aborto espontaneo. Ya cerca de los 40 y con dos abortos en pocos meses empezamos a buscar ayuda…algo no funcionaba y no sabíamos qué era.

 Alguien cercano me habló del caso de una amiga suya con problemas de esterilidad que había ido a una doctora especialista en acupuntura que le había ayudado a resolver su problema.

Había unos meses de lista de espera pero estaba decidida a intentarlo. Y en estos meses de espera quedo de nuevo embarazada y de nuevo no hay latido y me tienen que hacer otro legrado.

 En medicina tradicional me diagnostican una trombofilia (problema en la coagulación de la sangre) que podría explicar mis problemas. Por fin empiezo el tratamiento con la Dra. Lu y al poco tiempo de empezar y seguir sus indicaciones en casa, quedo embarazada por cuarta vez en 15 meses. Con mucho miedo y ansiedad, pero a la vez muy esperanzada empiezo de nuevo.

Esta vez con tratamiento de heparina para corregir mi problema de coagulación y acupuntura para corregir mi “útero frio” así que con más confianza que nunca al estar tratando mi problema desde dos vertientes completamente distintas pero complementarias.

Todo el embarazo ha evolucionado sin problemas destacables y tengo un sano y precioso hijo de 5 semanas. Es fácil imaginar lo difícil y largos que se me han hecho estos meses, pero sin la ayuda y soporte de la Dra. Lu lo habrían sido mucho más.