Margarita 20/02/2019

Hola Mi nombre es Margarita: 

Acudí a la Dra. Lu recomendada por mi hermana. Un testimonio de confianza, el cuál también sufrí por cercanía.

Cuando mi pareja y yo decidimos tener un hijo yo tenía 32 años. No pensaba que también podría tener problemas para lograr-lo. Esperamos más de un año sin resultados.

Al principio me decían que serían nervios y estrés. Éstos actúan negativamente sobre el proceso. Pero decidimos acudir al médico y allí me diagnosticaron obstrucción de trompas y encontraron un solo ovario. Así que el tratamiento era una fecundación in vitro.

 

Teniendo en cuenta la experiencia de mi hermana, decidí con mucha confianza poner-me en manos de la doctora antes de empezar con la FIV. 

La doctora te transmite el mensaje que el cuerpo tiene que estar preparado para el proceso. Desde la formación del óvulo hasta la fecundación e implantación. Las sesiones de acupuntura son una ayuda para preparar el cuerpo, desbloquear para que fluya la energía.

Estuve tres meses con las sesiones de acupuntura y ejercicios en casa. No me importaba salir del trabajo y conducir dos horas hasta Barcelona y luego volver para hacer una sesión. Esa hora era mi momento. Un momento de parar, de descanso, de tranquilidad y relajación. Siempre salía de la sesión renovada. Y pronto noté algunos resultados. Sobretodo en la menstruación. Pasó de ser muy dolorosa a casi no tener molestias.

 

En una época de nervios, horas de coche y estrés siempre encuentré un día para la sesión. Creía mucho en ellas. Pero no sólo a nivel reproductivo, sino para aprender a cuidarse, saber la importancia de los buenos hábitos y de la alimentación, y ser consciente de todo lo que puede producir un bloqueo en las energías de tu cuerpo.

Al cabo de tres meses me hicieron la FIV. El resultado fue positivo, y el embrión que me transfirieron se implantó. Durante el embarazo he continuado con sesiones de acupuntura.

 

Ahora falta poco más de un mes para que mi niño cumpla un añito, y estoy deseando celebrarlo con muchísima ilusión.

 

Agradezco a la doctora la sabiduría, profesionalidad y tranquilidad que transmite. Sobre todo sus consejos para llegar a ser madre y para tener una mayor calidad de vida.