Samantha

Después de más  de 10 años intentado quedar embarazada por fin llego al final de esta carrera cumplidos ya los 40 años.

Primero nos pusimos en manos de diferentes  doctores para buscar la causa, nos hicieron varias pruebas sin encontrar el "problema", nos pasaron a reproducción asistida. Mientras esperábamos nuestro turno en la S.S decidimos intentar por la privada, nos hicieron pruebas más concretas y todo parecía salir bien, el "problema" era desconocido, infertilidad desconocida. 

Hicimos un primer intento de FiV yo reaccioné muy bien, en ecos se veían gran cantidad de óvulos, pero a la hora de la punción extrajeron   muy pocos, 4-5 ,de media calidad, que luego fecundaron 3 de baja calidad, fue fallida. 

Intentamos otra Fiv con el mismo resultado. 

Llegó la hora  con S.S nueva Fiv con el mismo resultado...e iban pasando los años... 

En la segunda Fiv por S.S que nos correspondía tuvimos el mismo resultado de embriones pero uno pareció enganchar, aunque ya me dijeron que la beta era muy baja y no tenían mucha esperanza. En la primera eco el corazón no latía, aborto espontaneo. 

Como nos animaban mucho porque había llegado al embarazo probamos lo que dijimos el último intento. Más pruebas, Fish etc.., mi resultado el mismo, embriones mismas cantidades y resultado negativo.

Finalmente encontré información de la Dra.Lu , era exactamente lo que yo llevaba sufriendo años y a lo que todo el mundo le parecía"normal" en mi, aunque ellos no lo sufrieran, dolor de regla, friolera y pies congelados ( los calcetines han sido mis grandes amigos durante años.) Decidimos hacer el real ultimo intento, pero esta vez quería asegurar todas las aspectos y decidimos que para ayudar más sería un embrión donado, nosotros queremos ampliar la familia, el concepto genética  no era determinante llegados a este punto. 

Me puse en tratamiento con la Dra. Lu, y a la primera regla ya no tenía dolor!!!! a la primera!! casualidad? ya veríamos....seguí tratamiento al pie de la letra y mi cuerpo empezó a calentar, ahora era yo quien desprendía calor y no mi marido, mis manos se refrescaban pero pasé el invierno sin manos ni pies congelados, ya no era casualidad y todas, todas mis reglas fueron sin dolor, si no miraba el calendario para prevenir ni me enteraba de ella, pude incluso hacer marchas senderistas, cuando antes de las molestias ya me costaba incluso salir a comprar.

Llegó el momento del ultimo tratamiento de embarazo, me hicieron la transferencia de un bonito embrión y BINGO!!! estaba conmigo!! estábamos embarazados!!!! Seguí sesiones con la Dra, Lu que han influido a que todo vaya tan bien, pues además de ayudar a estar tan bien mi cuerpo y enganchar el embrión,  pues he tenido un embarazo estupendo, pasando ya casi los 8 meses sigo haciendo vida "normal", aún no he dejado ni la vida laboral. Solo tengo palabras de agradeciemiento a la Dra.Lu, gracias a ella nuestro sueño se ha cumplido. Millones de gracias Dra.