Micaela

Hola mi nombre es Micaela.

La verdad es que echando la vista atrás, a la época justo anterior a mi llegada a la consulta de la doctora Lu, tengo un recuerdo de mí misma bastante triste, infeliz porque los médicos me habían explicado las complicaciones existentes que me impedían quedarme embarazada y ya habíamos realizado un intento de FIV fallido.

Había oído los beneficios de la acupuntura para estos casos y decidí probarlo. A pesar de la lista de espera de unos meses, esperé para ver a la doctora Lu. Algo me decía que debía esperar.  Qué decisión más acertada…! Con ella comenzamos la acupuntura  y también comencé al poco tiempo sesiones con la psicóloga del centro, Silvia Rodríguez para tratar mi ansiedad.

Hemos de ser conscientes de que todos estos procesos constituyen un gran peso y esfuerzo para nosotras. No, no es fácil… y es mucho más difícil cuando nos obsesionamos, cuando no somos capaces de abrir nuestra mente y tener una actitud positiva hacia el deseo de ser madres y este se convierte en una necesidad que sólo nos hace sufrir y lamentarnos cuando no lo conseguimos.

 Con ambas terapias conseguí en unos meses convertirme en una mujer más fuerte y preparar mi cuerpo y mi mente para lo que llegó… mi embarazo, que, he de decir,  fue genial, y  para la pequeña que tengo en mis brazos…

Su ayuda fue indispensable para afrontar el tratamiento siguiente, que fue negativo,  hasta que vino el resultado tan deseado, el tratamiento que dio positivo.

No tengo más que palabras de agradecimiento y también de cariño generado durante este tiempo. Una y mil veces volvería.

 Mil gracias.