Alejandra

Entendemos como mini-FIV el tratamiento de fertilización in vitro que usa dosis mínimas de hormonas para la estimulación ovárica. Son protocolos más suaves que tienen varias ventajas potenciales sobre los protocolos de FIV convencionales, incluyendo menos medicamentos y menos inyecciones, con lo que conlleva menos efectos secundarios, y produciendo ovocitos de mayor calidad, aunque en número menor.  "Obtenemos ovocitos de mejor calidad, y casi todos y cada uno de estos ovocitos se transforman en un hermoso embrión", dice el Dr. Silber, uno de los pioneros de la técnica en Estados Unidos.  "Incluso cuando se obtuvieron ovocitos en mujeres mayores, por pocos que fueran, hubo una tasa de conversión de blastocisto inesperadamente alta", queriendo decir que se trataría de ovocitos de mayor calidad, con lo que evolucionaban mejor que los ovocitos obtenidos por estimulación convencional a dosis más altas. 

En nuestro centro tenemos la experiencia de ver como mujeres que, o bien no funcionó la FIV convencional o bien fueron informadas de que no se les recomendaba FIV por tener baja reserva ovárica, indicándoles ovulo donación,  han tenido buenos resultados usando la técnica de mini-FIV junto con nuestro tratamiento de acupuntura, como en el testimonio siguiente: 

 

Hola me llamo Alejandra y tengo 39 años. Hace tres años inicié un tratamiento para congelarme mis óvulos ya que tras el resultado de unas pruebas que me hice en Dexeus me salió que tenía reserva ovárica muy baja, concretamente la hormona ANTIMULLERIANA ERA DE 0,1. La Dra que me diagnosticó en Dexeus me habló casi directamente de Ovodonación y que tenía pocas esperanzas de quedarme embarazada, así que poco después, a los 36 años decidí iniciar el tratamiento de congelación de óvulos. Acudí a la clínica Quirón y me hicieron 4 EXTRACCIONES de óvulos en intervalos distintos ya que en cada extracción sacaba 1 o 2 óvulos y alguna vez 0, tanta medicación y hormonas hacían que descansara y me lo tomara con más calma, finalmente conseguí 5 y los congelaron.

En diciembre 2015 inicié el tratamiento de acupuntura con la Dra. Lu y regularmente fuí una vez a la semana, al mes de iniciar el tratamiento desapareció el dolor de regla y en el mes de abril, y dado mi historial decidí hacer una FIV: el resultado una vez unieron los 5 óvulos con el esperma de mi marido que estaba bien, fecundaron 2 de calidad media y me los transfirieron; el resultado de la beta fue positivo (50), todo indicaba a que los 2 era dificil que siguieran pero 1 iba adelante, la siguiente beta fue de 46, ya era un resultado raro, teniendo en cuenta que la beta no se multiplicaba, posteriormente a los pocos días, la beta seguía bloqueada bajó a 43, y finalmente a 0. La espera fue eterna y el resultado decepcionante. 8 de mayo de 2016.

Tanto en Dexeus como en Quirón que me fui de urgencias dos veces no me supieron determinar con exactitud lo que había pasado; se barajaba desde un aborto bioquímico como uno ectópico. 

Seguidamente fui a un instituto de Barcelona y su directora leyendo mi historial y yo aún con lágrimas me dijo que era IMPOSIBLE que me quedara embarazada con mi propio ovulo y que en el caso, sería la primera en la historia de la medicina y de la ciencia!!  a continuación me hizo una tesis digna de manual barato de psicología para convencerme de la ovodonación y del "Objetivo Barriga 2016"; de ahí salí corriendo...

Esa misma semana me visité en dos centros más y me recomendaron esperar uno o dos ciclos después del aborto. Yo nunca perdí la esperanza ya que sabía que a pesar de la poca reserva ovárica necesitaba UN óvulo y de momento estaba con la regla cada mes, nunca dejé de ir a la Dra. Lu quien seguía tratándome con su perfecta metodología con sus agujas y cada semana me pinchaba según el ciclo en sitios diferentes. Siempre confié en ella!!

Finalmente me decidí por CIRH y a pesar de las dificultades de mi trayectoria, caí de casualidad con la Dra. Alicia Maqueda quien en el segundo control me dijo tienes un ovulo precioso ¿estás preparada física y psicológicamente? Y fuimos a por todas, esta vez con medicación MINIMA, y como gracias a la acupuntura de la Dra. Lu yo me sentía tranquila aun habiendo pasado este mal trago, seguimos adelante  y el resultado, última regla computada el 18 de mayo de 2016. Y gracias a Dios que me ha dado el regalo una bebe preciosa de 10 meses.

He vuelto a la Dra. Lu a presentarle a mi hija y a seguir en sus manos!!!

 

Animo a todas!!!! La esperanza es lo último que se pierde, siempre... y, si llega el caso, hay varias opciones!!!

Abrazos,