Tratamiento de la infertilidad

Tratamiento de la infertilidad:

La proliferación de los casos de infertilidad ha ido familiarizando a la población con términos como inseminación artificial, implantación embrionaria o fecundación in vitro.

Ante este problema es aconsejable que los 2 miembros de la pareja sean examinados y si esta disfunción afecta a ambos, se sometan a un tratamiento conjunto  con acupuntura para potenciar su eficacia terapeútica.

Cómo tratar los casos de infertilidad:

El hígado, desde la perspectiva de la Medicina Tradicional China, es uno de los órganos que más incide en los trastornos de la infertilidad, al estar estrechamente relacionado con el estado emocional de los pacientes.

La MTCh atribuye al hígado un papel primordial en el normal desenvolvimiento de las funciones cerebrales. Las alteraciones psicomentales afectan, de forma determinante, en el normal funcionamiento de los órganos internos causando una deasarreglo en la circulación de la energía y sangre.

La capacidad reproductiva también se ve influida por los niveles de estrés, los bajos estados de ánimo, las tensiones emocionales, la  reflexión excesiva, la irritación prolongada, etc… al afectar directamente al hígado.

Los hombres que atraviesan estos estados  sufren, en mayor o menor medida,  de falta de deseo sexual, impotencia, eyaculación precoz, espermatorrea y  ausencia de erección matinal.

Las  mujeres, por su naturaleza y especial carácter, suelen ser más reflexivas y susceptibles de sufrir episodios de estrés.

En mi carrera profesional he tratado mujeres que desempeñaban cargos de responsabilidad, expuestas a elevados niveles de exigencia, a quienes, esta presión permanente, afectaba  negativamente a su hígado provocándoles un estancamiento de la energía con serias consecuencias para su fertilidad.

El motivo, desde la óptica de la Medicina Tradicional China, reside en  que el meridiano del Hígado, que en su recorrido  contornea el bajo vientre (donde se localizan  el útero y los ovarios) y por el que  fluye la circulación de energía y sangre, se obstruye , de forma que  este estancamiento deriva  en una baja reserva ovárica,  reduciendo las expectativas de embarazo.

Quiero precisar que si bien la MTCh atribuye una gran importancia al “SÍNDROME DEL ÚTERO FRÍO” (trastorno  objeto de un anterior artículo específico publicado en mi blog y Facebook) la regulación de la función del hígado en la pareja es un factor de capital importancia.

Para un  tratamiento integral de la  infertilidad, es aconsejable que los 2 miembros de la pareja se hagan las pruebas necesarias a fin de identificar el origen del problema.

En cualquier caso, aunque se verifique que el problema recae en un solo  miembro de la pareja, el acompañamiento mutuo, durante el proceso del tratamiento,  es un aspecto decisivo para poder soportar la presión que éste conlleva y reforzar la confianza.