Cristina

"Muchas gracias Cristina.

 Estoy segura de que tu testimonio será de gran ayuda a otras pacientes que sufran el mismo problema que tú.

 Quería dejar constancia, en este comentario,  que a lo largo de mi carrera he constatado que la técnica de Minifiv , consistente en graduar la dosificación farmacológica para la estimulación ovárica, además de ser menos agresiva para la salud de las pacientes que la convencional, favorece la obtención de óvulos de mayor calidad.

 Un fuerte abrazo,

  Dra. Lu"

Hola, me llamo Cristina y actualmente tengo 42 años.


Mi historia empieza con 38 años cuando inicié tratamiento FIV convencional (alta dosis de medicación). Me sacaron 15 óvulos y sólo 3 de ellos fecundaron. Llevamos a cabo dos intentos, los resultados fueron un embarazo bioquímico y un embarazo de 8 semanas que terminó en legrado. Cada vez estaba más desesperada, el tiempo no jugaba a mi favor  y esto no hizo que aumentar mis visitas a la sala de urgencias por ataques de pánico y ansiedad, estos síntomas los llevaba sufriendo desde los 36 años, y con la búsqueda de embarazo no me beneficiaban.


Llegué a manos de la Doctora Lu en un momento muy difícil de mi vida, casi con 40 años y con la idea que en las clínicas de fertilidad sólo juzgan tu edad y mejorar sus estadísticas, su mejor solución era la ovodonación. Así que después de consultar todos los foros y webs habidas y por haber  conocí el trabajo de la doctora Lu y sus buenas opiniones me animaron a iniciar tratamiento con ella. Como muchas otras pacientes de la doctora yo era una persona muy friolera, mis manos, pies y nariz estaban la mayor parte del tiempo frías, incluso en verano.


Por otro lado, investigué para encontrar el mejor médico de fertilidad que hubiera en España, que me ayudara a conseguir el embarazo y no juzgara mi edad, tras muchas horas de búsqueda por internet encontré al doctor Alfonso Bermejo, de la clínica Minifiv de Madrid, las opiniones de antiguas pacientes suyas nos animaron a viajar hasta Madrid para conocerlo y, con las pruebas en mano, nos diera su opinión. La visita con él fue aire fresco, no juzgaba mi edad, sólo juzgaba nuestras pruebas. Nos explicó en qué consistía Minifiv, un tratamiento de fiv pero muy suave, cuyo objetivo no era conseguir muchos óvulos, si no 3 ó 4, pero de buena calidad y, para ello, la medicación es muy suave.


Con toda la información decidimos iniciar el tratamiento de la doctora Lu, una sesión cada semana, llevé a cabo TODAS sus indicaciones, masajes, dieta saludable y ejercicio (30 min caminando a buen ritmo cada día). Desde que inicié tratamiento con ella no volví a visitar ninguna sala de urgencia, los ataques de pánico redujeron su intensidad y llegaron a desaparecer. Llevé a cabo 4 meses de acupuntura antes del tratamiento y en enero de 2015 recién cumplidos los 40 años inicié la técnica de Minifiv con el Dr. Bermejo, a distancia. Nuestros viajes a Madrid se redujeron a dos, el día de la punción y el día de la transferencia. Obtuvimos 3 óvulos y los 3 fecundaron, aumentando así, el porcentaje de fecundación respecto a la fiv con alta dosis de medicación.  El resultado, mi preciosa hija, que hoy tiene 21 meses y que nos llena de alegría cada día.


No me cabe ninguna duda, que nuestro éxito se debió al buen hacer de la doctora Lu y al Doctor Bermejo, cada uno en su campo.  Les estaré eternamente agradecida, y prueba de ello y que confío plenamente en ellos, es que actualmente y con 42 años voy a repetir experiencia con ambos doctores con el deseo de dar un hermanito a mi hija.