Mari Carmen

Mi pareja y  yo teníamos 38 años cuando empecé el tratamiento con la Dra. Lu. Hacía casi tres años que intentábamos ser padres, pero no lo conseguíamos. El diagnóstico de las pruebas de fertilidad era que ambos estábamos bien, nos dijeron que podía quedarme embarazada de forma natural. Pero como el embarazo no llegaba y el tiempo pasaba decidimos recurrir a las técnicas de reproducción asistida.

El resultado de las analíticas fueron que yo tenia una FSH de 15 y la hormona anti muleriana a 0,5, lo que significaba que mi reserva ovárica era baja y que probablemente no habría respuesta ovárica en caso de realizar una FIV.

Hicimos dos intentos fallidos de inseminación artificial en febrero’13 y marzo’13. Empecé el tratamiento con la Dra. Lu  a finales de marzo. Ella me explicó que mi caso era complicado y que su tratamiento duraba como mínimo tres meses. Yo estaba bastante angustiada por el tema de la reserva ovárica, pensaba que el factor tiempo y la edad corrían en mi contra, así que estaba impaciente por empezar una FIV.  Aunque la Dra. Lu, me recomendó que esperara y que mi cuerpo aun no estaba preparado, la impaciencia me pudo y en junio’13  hicimos la FIV.

Mi respuesta ovárica fue baja, sólo tuve un ovulo, con lo cual me recomendaron suspenderla, y así lo hicimos.

Fueron unos momentos durísimos, pero entonces decidimos confiar en el tratamiento de la Dra. Lu y que hasta que ella no me dijera que estaba preparada, no volveríamos con un segundo intento. Y así lo hicimos, seguí sus consejos, desde el principio del tratamiento hice todos los ejercicios siempre que pude y asistí a las sesiones quincenalmente.

En septiempre’13, la Dra. Lu me dijo que mi cuerpo ya estaba preparado para intentar una nueva FIV, así que llamamos al ginecólogo y acordamos empezar la FIV con la próxima menstruación, es decir en octubre13.  Y la siguiente menstruación no llegó nunca.  Primero pensamos que sería un retraso, pero era extraño en mi… Incluso tardamos más de una semana en hacer el test de embarazo!!! (Después de tantos meses en la rueda de ilusión-decepción, nos parecía increíble que pudiera ser cierto!!!)  Y sí, el test dio positivo!! Me quedé embarazada de forma natural, justo antes de empezar la FIV, y ahora tengo entre mis brazos un maravilloso bebé de 8 semanas.

Durante el embarazo seguí tratamiento con la Dra. Lu durante unos meses.  Tengo que decir que tuve un embarazo fantástico, me encontré estupendamente durante los 9 meses, tanto física como emocionalmente.

Quiero agradecer a la Dra. Lu su seriedad y profesionalidad, me he sentido muy acompañada durante todos estos meses que he estado en sus manos.   Ha sido una persona muy especial, que me ha ayudado a conseguir el objetivo de ser madre, por lo que no tengo nada mas que palabras de agradecimiento y recomendación a todas aquellas mujeres que están tratando de ser madres y no lo consiguen.

Gracias Lu,