Eva

Hola, me llamo Eva, yo también tuve la gran suerte de hacer el tratamiento con la Dra. Lu y hoy disfruto de Nico, que tiene ya 2 años.

Entonces tenía 41 años y llevábamos más de 4 años intentando ser padres. Ni mi pareja ni yo teníamos ningún problema para concebir. Hicimos todo tipo de pruebas en la Dexeus.

Pasamos por 3 inseminaciones artificiales y 3 in vitros. Producía muchos óvulos, de hecho me decían que mi salud era muy buena. Tuve dos abortos, uno con inseminación a los pocos días de quedarme embarazada y otro con in vitro a los 2 meses. Después de un descanso de varios meses me puse en manos de la Dra. Lu.

Me explicó que según la medicina china, mi problema era que tenía el frío dentro del cuerpo. Nunca me había fijado que casi siempre tenía los pies o las manos frías. Debía preparar el cuerpo para cuando hiciera el siguiente in vitro me quedara embarazada.

Durante unos cuatro meses hice cada día una serie de ejercicios de lo más inverosímiles: andar de rodillas, masajes en las piernas, pies en agua caliente… También tenía que procurar tener los pies siempre calientes, evitar bebidas y comidas frías y alimentación cruda, especialmente por la noche. Además una o dos veces por semana hacía acupuntura. Debo decir que seguí las instrucciones a rajatabla, incluso en verano o cuando salía por la noche y volvía a las tantas de la mañana. Otra decisión importante que tomé fue calmar mi vida y tomarme todo con más tranquilidad.

Volví a hacer una in vitro mientras continuaba la acupuntura. Al principio me asusté porque produje menos óvulos que otras veces. Pero aún así me quedé embarazada. Continué con las sesiones hasta que la Dra. Lu me recomendó, hacia el tercer mes, creo. El embarazo fue fantástico, aunque tuve que hacer reposo sobretodo al principio. Ahora, Nico es un niño feliz y sano.

Para mí fue importante combinar todos los factores: Dra. Lu + In vitro + Calma + apoyo de la pareja y la familia. Todos estos factores eran de suponer, excepto por el gran descubrimiento que hice de la Dra. Lu y la acupuntura, a la cual le estaremos siempre agradecidos. De hecho, ahora queremos tener un segundo hijo y hemos vuelto a la Dra. Lu!