Yolanda


"Tengo 45 años y hace tres meses nació mi hijo Íker. Os voy a contar mi historia: Buscando ser madre...

A los 38 años dejé las pastillas anticonceptivas y dos años más tarde, a los 40 años, me quedé embarazada, acabando en aborto programado ya que el feto no progresaba.

A los 41 años de nuevo lo mismo: vuelvo a quedar embarazada y aborto por la misma causa que la anterior. A los meses vuelvo a quedar nuevamente embarazada, pero en esta ocasión tuve un aborto espontáneo...

Por la edad que tenía y con los antecedentes sufridos, nos planteamos la fecundación in vitro.

Mucha medicación y más paciencia, y tras cuatro transferencias de embriones y con 43 años ya cumplidos, la dra. que llevaba nuestro caso en el centro de reproducción me aconsejó acupuntura.

Tras informarme sobre casos similares al mío y leer varios artículos sobre una tal dra. Lu que trataba el tema de fertilidad, me decanté por ella. La busqué, pedí hora y me puse en sus manos...

Yo tenía las manos y los pies siempre fríos y ella me indicó que esto tiene que ver mucho con la fertilidad, ya que esto produce frío en el útero.

Comencé a hacer acupuntura con la dra. Lu en octubre de 2012, una sesión por semana y no me planteé hacer una nueva transferencia hasta que la dra. Lu me lo aconsejara.

En agosto de 2013, me realicé una transferencia el día 1 con resultado positivo y a pesar de estar embarazada, continué haciendo acupuntura con la dra. Lu y os puedo asegurar que mi embarazo fue fenomenal

Con esto, quiero decir que no hay que perder la esperanza, que yo a mis 44 años he sido madre de un precioso niño llamado Íker.

Os animo que a todas las que estáis buscando quedar embazadas, que busquéis ayuda y os pongáis en manos de la dra. Lu.

Para nosotros, el resultado ha sido un milagro llamado Íker."