Casos Clínicos

CASOS CLÍNICO 1


Enero 2011.

Acude a la consulta mujer de 34 años.

Antecedentes y síntomas:

En el 2001 inicia la búsqueda de un hijo, queda embarazada, de forma natural, este mismo año, truncándose el embarazo por un aborto a los 3 meses y medio.

En el 2002, vuelve a quedar embarazada, de forma natural, produciéndose un aborto a las 8 semanas de gestación.

En el 2004 de nuevo se queda embarazada, de forma natural, perdiendo una vez más el feto a los 2 meses y medio.

En el 2004 se les realizan, a ella y su marido, una amplia batería de pruebas, siendo los resultados normales.

Entre este año 2004 y el 2009 se le practican 6 inseminaciones artificiales sin éxito.

En el año 2009 se somete a un FIV, se le extraen 5 folículos, 4 fecundan, resultando unos óvulos de baja calidad. Le realizan 2 transferencias embrionarias sin éxito.

Paciente extremadamente friolera, con frío pemanente en los pies y manos.

Su regla es regular, pero presenta un fuerte dolor, durante los 5 días de la regla, que le obligan a administrarse analgésicos cada 6 horas.


Tratamiento:

Después de 5 sesiones, la regla de abril y mayo no se acompañan de dolor. En junio y julio rebrota ligeramente el dolor, pudiendo neutralizare estos puntuales episodios de dolor, con la toma únicamente de 2 pastillas, en cada uno de los 2 períodos de sus reglas.

Después de 2 años en lista de espera, es citada por la Seguriadad Social en julio. En este momento, según mi criterio profesional, su cuerpo estaba ya casi plenamente acondicionado para afrontar un intento de embarazo natural.

Finalmente se inclina por reforzar el tratamiento de acupuntura con este FIV tan esperado, cuya punción se lleva a cabo a principios de septiembre de este 2011.

Destacar la obtención de 5 folículos, de los cuales fecundan 4, todos ellos de buena calidad, siéndole transferidos 2.

Queda embarazada de 1 niño, tras 11 años de intensa e infructuosa búsqueda, a los 35 años.


Análisis:

Este es también un caso claro de síndrome de útero frío en el que se encuadran la propensión y riesgo de abortos espontáneos (señalar que la paciente sufrió 3 abortos espontáneos originados, desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China, por esta patología).

A subrayar que los abortos espontáneos precedentes agravaron este trastorno, al incidir en un empeoramiento de este cuadro. Por esta razón, en gran medida, las 6 inseminaciones artificiales realizadas entre 2004 y 2009, así como las 2 transferencias resultaron fallidas.

En este caso concreto, el estado psicológico de la paciente (miedo a sufrir por cuarta vez un aborto) fue un factor de riesgo que tuvo que ser encauzado, mediante el tratamiento con acupuntura, favoreciendo su relajamiento y bienestar.


Conclusiones:

El tratamiento de la infertilidad con acupuntura, además de aliviar significativamente el dolor menstrual, contribuyó de forma decisiva a corregir el síndrome de útero frío, que presentaba la paciente,  facilitando la consecución del embarazo.



CASO CLÍNICO 2


Enero 2013.

Acude a la consulta mujer de 32 años.


Antecedentes y síntomas:

Regla 28-30 días, sufre mucho dolor los días anteriores y durante el curso de la regla. Le prescriben la toma de 1 ibuprofeno cada 8 h.

Hace año y medio fue operada de endometriosis, siéndole extirpado 1 mioma, 2 quistes y las 2 trompas de Falopio. Tras la operación experimenta, los días anteriores a la regla, un grado de dolor de menor intensidad, sin que remita el nivel de dolor durante la menstruación.

Dos años antes de la primera visita le fue extirpada la vesícula biliar.

La  paciente  presentaba un cuadro de elevada de ansiedad, digestión lenta y baja tensión, los nervios le provocaban un nudo en el estómago. Paciente friolera, localizándose este frío principalmente en manos y pies.

Aquejada de migraña, focalizada en el lado izquierdo, desde pequeña.

Con posterioridad a la segunda operación padece dolor de barriga y espalda, de forma frecuente, extendiéndose el dolor desde la nuca a las lumbares.

Tensión muy baja. Habitualmente experimenta mareos.

Desde hace 4 años intenta quedar embarazada, sin éxito, de forma natural y hace dos años sufrió un aborto a las 7 semanas.

Los estudios hormonales señalan baja reserva ovárica.

De enero a septiembre del 2013 se somete a un tratamiento con FIV: 


Folículos

Fecundados

Transferidos

Enero 2012

15

15 (13 muertos)

2 de mala calidad

Septiembre 2012

10

8   (   8  muertos)

0





Tratamiento:

Después de la 5ª sesión de acupuntura, en Febrero y Marzo el dolor de la regla se elimina por completo, suspendiendo la toma de analgésicos.

Durante este período remite, de forma notable, la migraña y el dolor de barriga y espalda (hasta su práctica desaparición tras 18 sesiones).

Después de la 12ª sesión de acupuntura, solicita cita en el centro de reproducción. 

Se somete a 6 sesiones más de acupuntura, hasta que le practican la punción.

Le extraen 21 folículos, 15 maduros, 12 fecundados, 10 muertos y en junio del 2013 se le transfieren 2 embriones de buena calidad.

A finales de este mes se confirma el embarazo de 2 gemelos. Durante el desarrollo del embarazo, y a lo largo de 29 semanas, la paciente asiste a 12 sesiones de acupuntura, para el control de las pérdidas durante los 3 primeros meses (en prevención del riesgo latente de aborto, teniendo en cuenta el precedente del 2011, ya referido, cuando tuvo un aborto a las 7 semanas) y en atención a su temperamento ansioso. 


Análisis:

Esta paciente, es un claro ejemplo del síndrome del útero frío, objeto y materia de estudio del artículo publicado, en esta  página web, en la sección de fecundación y concepción.

Concurren gran parte de los síntomas que caracterizan este cuadro tales como:

  • Endometriosis.
  • Trompas de Falopio obstruidas.
  • Mioma y quistes.
  • Dismenorrea, manos y pies fríos.  


Conclusiones:

En el tratamiento de la infertilidad mediante acupuntura abordamos el desbloqueo de la zona abdominal, mediante la eliminación del frio, facilitando una más fluida circulación de la energía y sangre, la supresión del dolor de la regla, y propiciando una mejora substancial en la calidad de los óvulos con el resultado de embarazo de mellizos (en contraste con la calidad de los óvulos  obtenidos en los 2 intentos fallidos de FIV). 



CASO CLÍNICO 3


Marzo 2013

Acude a  la consulta mujer de 40 años.


Antecedentes y síntomas

Regla regular de 28 a 30 días, sin dolor pero con presencia de coágulos. 

Pólipos en la matriz.

Reserva ovárica baja.

Paciente muy friolera.

En el   2004 y 2006 intenta quedar embarazada de forma natural.

Desde el   2007 hasta 2011 somete a 6 FIV,  en 4 de ellos alcanza el embarazo,  finalizando todos en abortos espontáneos, entre las 8 y 10 semanas.

Esta acumulación de adversidades la sumen en un estado de ansiedad, con aparición permanente de pensamientos negativos, sensaciones de ahogo, etc 


Tratamiento

Después de 14 sesiones de acupuntura la paciente  evoluciona muy favorablemente de su síndrome de útero frío y el cuadro de  ansiedad remite notablemente.

Inicia  a continuación el 7º FIV quedando nuevamente embarazada,   a principios de junio.

La paciente recae en un estado de ansiedad consecuencia de su historial de abortos precedentes.

Durante 7 meses, hasta la semana número 32, es asistida mediante sesiones de acupuntura para canalizar esta ansiedad y prevenir un potencial aborto espontáneo. 


Análisis

Estamos ante una paciente que presenta  síndrome de útero frío, que antes de su tratamiento con acupuntura, influyó, decisivamente, en el desenlace en abortos espontáneos de sus 4 embarazos previos.

La reiteración de estos abortos, factor de agravamiento de esta patología, hizo que ésta se agudizase.


Conclusiones 

El tratamiento de acupuntura de su infertilidad   favoreció por un lado la reconducción de su estado de ansiedad, palió el síndrome de útero frío que presentaba  y evitó que el embarazo derivase en un  aborto espontaneo.



En mi carrera profesional son numerosos los pacientes que he tratado por alteraciones del semen (calidad, cantidad, movilidad, morfología, etc…),  sin embargo son menos frecuentes los casos de impotencia y eyaculación precoz que pasan por la consulta. 

Esta circunstancia cabe atribuirla al desconocimiento, entre la población en general,  de la eficacia terapéutica del tratamiento de acupuntura para este tipo de trastornos.

Por este motivo he considerado conveniente publicar estos casos clínicos, idénticos en apariencia, pero causados por factores diferentes, que exigen un tratamiento personalizado y especifico, por si pueden ser de ayuda a aquellas personas aquejadas de estas disfunciones.



CASO CLÍNICO 4

Paciente de 34 años visitado en diciembre 2014.

El paciente acude a la consulta por sufrir, desde su primera relación sexual en la adolescencia, de impotencia funcional, sin encontrar solución en la Medicina Convencional.

El problema persiste durante sus 5 años de matrimonio. Se trata de una persona sin antecedente alguno de trastornos depresivos ni conflictos emocionales, reservada y callada.

En su actividad laboral tampoco ha tenido que soportar ningún episodio de estrés.

Presenta digestión lenta, con abundancia de gases y eructos, cara y lengua pálida, pulso tenso y  las dos venas sublinguales gruesas y violáceas, y alergias en la infancia. 

El pasado año se medicó durante 2 meses con Cialis, fármaco indicado  para la disfunción eréctil, una dosis diaria el primer mes, pudiendo mantener a lo largo de este primer mes relaciones sexuales normales, mientras que durante el segundo mes, por prescripción del médico, reduce la dosis a 1 toma cada 3 días, reproduciéndose el problema, motivo por el cual abandonó su administración.


Tratamiento

Se realizan 12 sesiones  (con frecuencia semanal). Al término de las 6 primeras sesiones el paciente, por indicación médica, prueba y logra tener una mejoría en esta relación sexual.

Tras 12 sesiones presenta una notable mejoría en sus relaciones sexuales, mostrándose además más expresivo en la exteriorización de sus sentimientos. Se realizan 4 sesiones más cada dos semanas, tras lo cual se le da de alta.


Análisis

El paciente, tal como hemos referido, tiene problemas de digestión y abundancia de gases y eructos. Según la MTCh estos síntomas revelan insuficiencia de Bazo y Estómago, al residir en estos órganos la fuente de producción de la energía y de la sangre, detectándose una insuficiencia de ambas.

La cara y lengua pálidas corroboran y refuerzan el diagnostico anterior.

La alergia que tuvo en su infancia confirman mi valoración de un bajo nivel de energía defensiva, es decir, en términos de la Medicina moderna este concepto equivaldría a un débil sistema inmunológico.

El pulso tenso y su carácter reservado y parco en palabras señalan un estancamiento en la energía del hígado causado por la insuficiencia energía y sangre antes citada.


Conclusión

El tratamiento se enfoca a la mejora de su digestión, tonificación de la energía y sangre y desbloquear el estancamiento de la energía del Hígado con resultado de una recuperación, del orden del 80-90% de su función eréctil.


CASO CLÍNICO 5

Paciente de 46 años, visitado en enero de 2015, que presenta dificultades en la erección y  padece eyaculación precoz. 

Profesional liberal con carácter tranquilo, sin ningún tipo de trastorno emocional ni cuadro de estrés.

Se le observa lengua pálida, venas sublinguales violáceas y gruesas, elevado nivel de sudoración, en la parte superior del cuerpo desde la cintura, con pies muy fríos y pulso débil. 


Tratamiento

Tras 6 sesiones de Acupuntura, los pies están más calientes y al cabo de 12 sesiones ha experimentado una gran mejoría en su normal erección y  eyaculación. Después de 16 sesiones se le da de alta.


Análisis

El paciente presenta lengua pálida y venas sublinguales gruesas y violáceas, pulso débil. Según la MTCh estos signos evidencian una  insuficiencia de energía acompañada de estancamiento.

Los pies muy fríos, la dificultad en la erección y la eyaculación precoz, son signos que  nos conducen a un diagnóstico más preciso de insuficiencia de Yang de Riñón.

La energía del riñón tiene una función hemostática, es decir, retiene el esperma. El paciente al sufrir de insuficiencia de energía del Riñón combinado con insuficiencia de Yang de Riñón (esta última carencia es de mayor gravedad que el déficit de energía del Riñón) es la causa de su  eyaculación precoz (al no poder los riñones retener su esperma, se precipita la eyaculación).


Conclusión

El tratamiento se dirige a tonificar el Yang de Riñón, es decir (por expresarlo de alguna manera, al no existir un símil que capte este noción), elevar su temperatura corporal.

Después de  6 sesiones el frío localizado en los pies del paciente se atenúa, cambio fundamental en la recuperación de la normalidad de la función sexual.